lunes, 17 de abril de 2017

Árboles y agua

El Miño, aguas abajo, desde la pasarela peatonal de Oira, ayer por la mañana. Mucha agua y mucho verde, lo que imagino vienen buscando, entre otras cosas, los turistas que abarrotaron la provincia esta Semana Santa. Y desandando yo el camino en tren esta mañana, pensaba que ¡je!, en todo el trayecto entre mi casa y mi casa, realmente las masas boscosas más extensas y mejor conservadas, por no decir que prácticamente las únicas, son las de la Sierra, las de Madrid: los pinares de pino albar, los melojares, el encinar de El Pardo... porque ya sabéis, y si no lo sabíais enseguida os lo explico, que en Galicia bosques apenas sí hay... entendiendo como tales masas forestales naturales, y no plantaciones, vaya. Los números del último Inventario Forestal Nacional (de 2009, se actualiza cada diez años) cantan: en Galicia había 1.400.000 Ha de "árboles" (que más otro medio millón de Ha de arbustos/bosque en regeneración, normalmente tras un incendio, suman los dos millones de superficie forestal de la Comunidad). De esos (página 5) medio millón largo son coníferas -pinos, vaya, explotación forestal-, medio millón largo son frondosas, y lo que queda mezcla de ambos. Y "frondosa+Galicia" suena a carballedas, castaños... pero ¡ay, amigo, nada más lejos!, sino que es prácticamente todo eucalipto (claro, como coníferas no son, pues "frondosas"). Tenemos así que los "bosques gallegos", que tan bien sabe vender la Xunta en las campañas de turismo, me temo que no son tales... a fin de cuentas, los avatares históricos hacen que casi el 98% de esta superficie "forestal" sea de titularidad privada (página 4; mientras que la media del conjunto del Estado es poco más de la mitad), y el paisano medio en cuanto pilla por herencia un robledal (ni loco se le ocurriría plantarlo) lo primero que hace es talarlo para leña (esa es la palabra de uso corriente, de hecho: no se dice "teño unha touza de carballos e bidos"... sino "teño unha touza de leña"; utilitarismo puro), y luego plantar eucaliptos o pinos... ¿Dónde puede uno ver "bosque", entonces? Pues salvo en las escasas fincas en las que acaban volviendo los robles, por muerte del dueño y milagrosa ausencia de incendios; solo hay bosques en los terrenos públicos: básicamente en los cauces de los ríos, como en la foto de arriba...

... y con esa imagen creo que me quedaré como, intuyo, última estampa ya de Orense antes de volar al sur. Con esos bonitos chopos, fresnos y sauces. Y mejor no girar la cámara, que enseguida salen los pinos y las mimosas...

2 comentarios:

  1. jeje. Ya te voy entendiendo mejor.

    La verdad es que en ciertas ocasiones la ignorancia hace más feliz o menos daño. vamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al individuo, puede ser. A su tierra en cambio...

      Eliminar