martes, 7 de marzo de 2017

La ocho

Bueno, como podríais suponer, si os he permitido desesperaros con las dos entradas anteriores, era porque a la tercera va la vencida: tengo ya próximo destino postdoctoral :-) Y no ha sido una búsqueda tan penosa como la anterior, a Dios gracias; pero sí comparte con ella el hecho de originarse en una serie de contactos que refuerzan la idea de que, para esto de encontrar curro, ser majo con la gente con la que te cruzas es una baza importante... La historia comenzó en diciembre, cuando un estudiante de doctorado sudafricano de nombre impronunciable estuvo trabajando durante unos días con el director de tesis de Margot, la francesa que más se ha preocupado por que nos integrásemos y hacer planes con nosotros. Una tarde de esa semana que pasó en Dijon, acompañando a Margot se vino a cenar a casa, a causa de la tarde semanal que dedicamos a ver series rotando entre varios pisos; y después salimos un rato por ahí. Hubo tiempo de hablar, de comentarle a qué me dedico... y unos días más tarde recibí, vía Margot, un correo suyo con una oferta de postdoc distribuida en redes sudafricanas que tal vez podría interesarme. La leí, me interesó, escribí solicitándola... y entrevistas y papeleos (en curso aún, y ¡madre mía la de papeles que son!) mediante, si Dios quiere en torno a primeros de mayo desembarcaré en la UFS, en Bloemfontein, en el centro del país. Durante un año, renovable a dos. Y para trabajar de nuevo con parásitos sanguíneos de pájaros... que ya le vale, que estoy empezando a encasillarme como un mal actor secundario. Pero mientras me dé de comer... Os cuento esta noticia ya trascurridos unos días, y cuando ya voy teniendo más ganas que miedo; yo que de natural soy más bien pausado, y que esto de rotar por el mundo lo veo más como un fastidio requerido y tolerable que como un placer y una oportunidad. Os lo cuento ahora que ya he encargado las primeras guías de aves de Sudáfrica, para que veáis que voy en serio. Supongo que dará para no pocas entradas... ns vamos viendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada